Ensalada republicana para una abdicación

Ensalada Republicana1

Muchos meses han pasado desde mi última receta. Falta de tiempo para atender el blog, falta de tiempo para meterme en la cocina, algo de aislamiento socio-geográfico que invita a no cocinar, un poco de entropía existencialista… en fin, la puta vida.

Pero hoy ha sucedido algo que me ha inspirado. Estando en el trabajo se entera uno de la abdicación de nuestro ridículo monarca. Acto seguido mi moribundo corazón republicano ha cobrado vida. He llegado a casa, he abierto la nevera y solo veía cosas moradas, amarillas y rojas. Todo eran remolachas, lombardas, tomates, pimientos de todos los colores, maiz… hasta la lechuga la veía roja (daltonismo selectivo) Sigue leyendo

Rocanrollitos de mollejas de pato y mandarina

Rocanrollito de pato y mandarina

Rocanrollito de pato y mandarina

Al principio la idea no era esta. Yo estaba preparando una sencilla ensalada para probar unas mollejas de pato que tenía por casa. Pero me parecía muy aburrido y arriesgado porque tenía invitados y alguno podía plantear rechazos visuales a eso de las mollejas.

Me dije: “hey, ¿y si hago unos rollitos con esas obleas de arroz que tengo ahí muriéndose de risa?”. Me puse manos a la obra, transformando una ensalada de toda la vida en un plato un poco más original y estético. Como para preparar la ensalada el cuerpo me pedía rocanrol de toda la vida, al meterse en mi cabeza la evolución a rollito, busqué entre los discos un clásico vestido de otra manera: El Croweology, de The Black Crowes. Un doble álbum donde recopilan sus mejores melocotonazos pero tocados en acústico. Una delicia de puro  rock sureño. Sigue leyendo

Ensalada de espinacas ‘definitiva’

Ensalada de Espinacas, piñones, pasas y grana padano

Pasé una semana como viviendo en una alucinación, una especie de espejismo raro, como un viaje de ácido del que pierdes el control, mezcla de euforia y temeridad. Fui consciente el día que me preparé esta ensalada de brotes de espinacas para almorzar algo ligero y rápido. Necesitaba pisar tierra firme y organizarme.

Como una visión, apareció en mi recuerdo una banda americana de los 60’, The Ultimate Spinach (la espinaca definitiva). Con un sonido de rock psicodélico que coquetea con el blues, eran perfectos para acompañar una de mis ensaladas favoritas preparada en un día tan flower power. Sigue leyendo

Ensalada de pepino, algas wakame y sésamo

En solidaridad con el sector agrícola español, y especialmente el almeriense y andaluz, por la crisis del pepino, hoy me he preparado un plato cuyo ingrediente principal es materia prima de la huerta de Almería.

Se trata de una ensalada de pepino, algas wakame y semillas de sésamo, una receta japonesa clásica  en la que yo hago una variación muy simple: cambio el vinagre de arroz por vino fino de Jerez. Y para homenajear al resto de los productos de la huerta, vamos a preparar este plato escuchando a Los Vegetales, grupo que se quedó en crudo y no llegó a publicar ningún disco.

Ingredientes:

  • Un pepino
  • 2 cucharadas de algas wakame (al hidratarlas aumentan mucho de volumen)
  • Sésamo tostado (negro y blanco)

Para el aliño:

  • 3 cucharadas soperas de salsa de soja
  • 3 cucharadas soperas de vino fino de Jerez (en la receta original es vinagre de arroz)
  • 1 cucharada pequeña de azúcar moreno

Calentar a fuego lento la salsa de soja, el vino fino y el azúcar. Remover para disolver el azúcar unos minutos sin dejar que hierva. Reservar en la nevera.

Hidratar las algas wakame remojándolas en agua unos 15 minutos. Reservar en la nevera.

Pelar y cortar los pepinos en rodajas. La mayoría de la gente prefiere rodajas muy finas, pero yo probé a hacer rodajas gruesas el día que hice la foto.

El truco: Guardar el pepino en la nevera con agua fría, hielo y sal al menos media hora. Así se consigue que esté crujiente y fresquito.

Cuando llegue la hora de sentarse a la mesa, escurre el pepino y colócalo en el cuenco donde vayas a servir la ensalada. Añadir las algas, el aliño de soja y vino fino y espolvorear el sésamo tostado. Si lo has comprado crudo, lo mejor es socarrarlo unos minutos en una sartén. Ojo, que se quema con rapidez.

Esta ensalada es fácil de preparar, está llena de vitaminas y minerales, es ligera y además está riquísima. Las propiedades de las algas wakame son muchísimas, así que no tienes excusas para ponerte en acción.

Todo esto lo vamos a preparar escuchando un disco recopilatorio de canciones de las maquetas de Los Vegetales que fue editado por Subterfuge Records en 1996. Mis temas favoritos: Zona negativa, Sol de California, Mi novia es una zombi, Odio el verano, Atraco a las tres, Vampirela y alguno más

Y por seguir con la defensa del pepino, si no te gustan Los Vegetales, también puedes escuchar los grandes éxitos de Pepino di Capri, un napolitano que tenía pensado para otra receta, pero que va al pelo con esta ensalada reivindicativa