Aguja marinada en morfina

aguja marinada en soja y jengibre

No sé vosotros, pero yo acabo de cerrar el mes de julio más difícil de los últimos tiempos. Ha sido el colofón a un año con el agua al cuello. Aunque ya todo parece tomar un color más amable, hubo días en los que me planteaba abandonarme y buscar consuelo y anestesia en algún potente opiáceo. Como uno es un hedonista incorregible opté por cambiar la aguja de la jeringa por la del Mar Mediterráneo y la morfina analgésica por la sonora.

Pero como dijo Jack el Destripador, vayamos por partes. Primero la receta y sus ingredientes. Luego hablaremos de ‘Cure for pain’, el disco para acompañar la elaboración de este plato sanador. Sigue leyendo

Anuncios

Ceviche de caballas ‘ilegales’ al caviar cítrico

Ceviche de caballa con caviar cítrico

“He decidido comportarme, sonreír a los idiotas, recibir a las visitas casi sin anestesiarme… he decidido reformarme, contestar preguntas tontas, soportar a los artistas… Estoy decidido a mongolizarme…”

Llevo intentando “mongolizarme” desde que pinché por primera vez en la radio (creo que en 1998) ‘He decidido comportarme’, canción de Ilegales del disco ‘El Apóstol de la Lujuria’. No lo consigo. Pero Ilegales, y esta canción en concreto, fue el grupo que me vino a la cabeza el día que perpetré este ceviche de caballa al caviar cítrico.

Nadie más cítrico y crudo que Jorge ‘Ilegal’ Martínez en el rock patrio. Aunque a veces es un poco caballa, mantiene desde hace décadas un discurso coherente con su actitud punk. Además, físicamente me recuerda un poco a Santiago Orts, agricultor de Elche (Alicante) que cultiva las limas australianas (Microcitrus Australasica) de las que se obtiene el caviar cítrico de esta receta. Sigue leyendo

Salsa cruda de melocotones Tex-Mex

Melocotones Tex-Mex

Melocotones Tex-Mex

Hace unos días me invitaron a una fiesta mexicana en Alicante. Mi aportación a la fiesta fue explicar cómo preparo el ceviche de gambas y esta salsa cruda de melocotón y jengibre que funciona a la perfección con la contundencia de la cocina de México y con la Tex-Mex. Además, por exigencias de las anfitrionas, me disfracé del luchador Mil Máscaras pero reivindicando playa con una camisa floreada. Ataviado de esta manera me vino directamente a la cabeza el paradigma del surf-rock mexicano: Lost Acapulco. Sigue leyendo