Pizza vegetariana, pero punk

Pizza Vegetariana

Sinceramente, se me ha hecho tarde y no tengo ganas de trabajar. Por eso, para hoy he elegido una receta muy, muy fácil y rápida. Ha costado tanto trabajo como a los Ramones componer una canción, pero el resultado es igual de sabroso. Por eso, y porque la sombra de San Juan es alargada y apetece playa nocturna, un directo frenético y contundente como el Loco Live es perfecto para preparar esta pizza.

La partitura, muy punk-rock:

  • Masa para pizza (hazla tú mismo si eres valiente)
  • Cebollas rojas
  • Calabacines
  • Tomates Secos (si están en aceite de oliva mejor. En caso contrario, sumérgelos un buen rato en un poco de virgen extra)
  • Queso de cabra
  • Nuez moscada
  • Orégano
  • Sal y Pimienta negra

La cantidad depende del número de comensales y del tamaño de la masa. También te sugiero que pongas más de unos y menos de otros según tus gustos.

Personalmente, me gusta con bastante tomate seco y queso de cabra.

En primer lugar pica finamente la cebolla y los calabacines. Saltea a fuego lento la cebolla en un poco de aceite de oliva virgen extra. Puedes usar el aceite sobrante de los tomates secos. Tras cinco minutos, cuando la cebolla esté tierna, añade los calabacines y saltea unos dos minutos más. Retirar del fuego y añadir sal, pimienta y nuez moscada rallada.

Sobre la base de la pizza extendida, reparte la mezcla de verduras salteadas. Cubre con los tomates secos troceados, el queso de cabra en dados y el orégano. Reparte un poco más de aceite de oliva sobre los ingredientes e introduce la pizza en el horno, previamente calentado a 200 grados, durante unos 15 minutos o hasta que esté crujiente.

Ramones Loco Live

Ramones - Loco Live (1991)

Y mientras preparas la pizza no dejes de menear el bullarengue con el Loco Live, el directo de los Ramones grabado en la sala Zeleste de Barcelona en 1991. Este es uno de esos discos que hay que escuchar en orden, de principio a fin, disfrutando los 33 melocotonazos que contiene. Aún así no puedo evitar tener predilección por Psycho Therapy, Blitzkrieg Bop, I wanna be sedated, Pet semetary, Sheena is a punk rocker, Surfing Bird, Creting Hop y la playera Rockaway beach.

Gabba Gabba Hey!!!

Anuncios

Curry ‘hipnótico’ de verduras al coco

Curry de verduras al coco

Curry de verduras al coco (Indonesia)

El curry de verduras al coco es una receta indonesia que saqué de uno de los primeros libros de cocina que compré. Tardé varios años en prepararla porque no me llamaba la atención en comparación con otras recetas asiáticas más clásicas.

El día que me puse a ello me sorprendió por su perfecta armonía entre picantes y dulces, con texturas entre crujientes y sedosas. Sano e hipnótico,  las características del plato me recuerdan a la música de The Hypnotic Brass Ensemble, una banda eminentemente instrumental compuesta por ocho hermanos curtidos en las calles de Chicago. Perfecta armonía de percusiones y metales, diálogos sonoros de una belleza que no esperaba en una banda de este tipo. Que uno es muy de guitarras eléctricas y riff afilados.

Yo lo preparo en wok, con alguna pequeña variación de la receta original. Allá vamos:

  •  Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 cebolla roja grande
  • 3 dientes de ajo
  • 3 guindillas rojas frescas o tres cucharadas de Sambal Oelek (menos si no te gusta muy picante)
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharada de concentrado de tamarindo
  • 1 cucharada de pasta de camarones (sustituible por ½ pastilla de caldo de pescado)
  • 250 ml. de leche de coco
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • ½ kilo de mezcla de calabaza, zanahorias y patatas. Yo tiendo a usar más calabaza y menos patatas.
  • 125 gr. de judías verdes
  • Un calabacín
  • 2 tomates de ensalada grandes
  • 150 gramos de hojas de espinacas
  • ½  lima (o limón)
  • Un poco de coco rallado

Picar en pequeños dados las verduras y, finamente, el resto de ingredientes salvo las hojas de espinacas y de laurel. Calentar un poco de aceite en un wok. Bañar las paredes de manera homogénea. Saltear a fuego medio y durante 5 minutos la cebolla, el ajo, la guindilla y la pasta de camarones. Removiendo bien para conseguir que ligue la pasta.

Añadir el laurel, el concentrado de tamarindo, el azúcar, la sal y la leche de coco. Cuando comience a hervir, reducir el fuego y dejar cocinar durante cinco minutos más. Toca incorporar la calabaza, la zanahoria, la patata. Tapar el wok y dejar actuar a la lumbre otros siete minutos removiendo de vez en cuando. Es el momento de añadir calabacín y judías y dejar cocer 5 minutos más. Destapar el wok, echar el tomate y las espinacas y esperar dos minutos.

Retirar el laurel, servir y rematar el plato en la mesa añadiendo un chorro de lima y unas cucharaditas de coco rallado.

Los tiempos son importantes para que las verduras salgan crujientes y en su punto, pero tampoco hay que obsesionarse. Si te pasas también va a estar delicioso.

En los tiempos muertos es recomendable golpear los cacharros de cocina y la vajilla con uno o dos cucharones de madera. Siguiendo el ritmo de la batería de la Hypnotic Brass Ensemble, concretamente de su disco homónimo, de 2009.

Mis canciones favoritas son War, Alyo, Sankofa y Rabbit Hop, que tiene un rollo muy zíngaro que en algunos momentos me recuerda a la banda de Emir Kustutrica.

Salud y rocanrol