Aqualung de algas, coco y ajo negro

Aqualung de algas wakame, coco y ajo negro

Ni sopa, ni crema. Aqualung. Este plato es una mezcla rara de ingredientes que da como resultado un plato muy refrescante con notas metálicas. Unas algas wakame frescas aportan esa contundencia marina y metálica que evoca a las ostras. La leche de coco suaviza, la cebolla da a la receta un punto crujiente, la lima y el cilantro aportan frescura y un puntito de acidez, y las guindillas la alegría del picante. El ajo negro (ajo fermentado) es la rareza que sorprende con un sabor dulce, afrutado, con notas balsámicas. El quinto sabor, el umami, en su máxima expresión.

Por eso nada mejor para prepararlo que la música de los ingleses Jethro Tull. No se me ocurre nada más refrescante y metálico que la flauta travesera de Ian Anderson. Su mezcla de hard-rock y folk suena hoy tan actual como hace 40 años. Su mejor disco, Aqualung (1971), es perfecto para disfrutar mientras se prepara este plato apto para vegetarianos. Sigue leyendo

Anuncios

Ensalada de pepino, algas wakame y sésamo

En solidaridad con el sector agrícola español, y especialmente el almeriense y andaluz, por la crisis del pepino, hoy me he preparado un plato cuyo ingrediente principal es materia prima de la huerta de Almería.

Se trata de una ensalada de pepino, algas wakame y semillas de sésamo, una receta japonesa clásica  en la que yo hago una variación muy simple: cambio el vinagre de arroz por vino fino de Jerez. Y para homenajear al resto de los productos de la huerta, vamos a preparar este plato escuchando a Los Vegetales, grupo que se quedó en crudo y no llegó a publicar ningún disco.

Ingredientes:

  • Un pepino
  • 2 cucharadas de algas wakame (al hidratarlas aumentan mucho de volumen)
  • Sésamo tostado (negro y blanco)

Para el aliño:

  • 3 cucharadas soperas de salsa de soja
  • 3 cucharadas soperas de vino fino de Jerez (en la receta original es vinagre de arroz)
  • 1 cucharada pequeña de azúcar moreno

Calentar a fuego lento la salsa de soja, el vino fino y el azúcar. Remover para disolver el azúcar unos minutos sin dejar que hierva. Reservar en la nevera.

Hidratar las algas wakame remojándolas en agua unos 15 minutos. Reservar en la nevera.

Pelar y cortar los pepinos en rodajas. La mayoría de la gente prefiere rodajas muy finas, pero yo probé a hacer rodajas gruesas el día que hice la foto.

El truco: Guardar el pepino en la nevera con agua fría, hielo y sal al menos media hora. Así se consigue que esté crujiente y fresquito.

Cuando llegue la hora de sentarse a la mesa, escurre el pepino y colócalo en el cuenco donde vayas a servir la ensalada. Añadir las algas, el aliño de soja y vino fino y espolvorear el sésamo tostado. Si lo has comprado crudo, lo mejor es socarrarlo unos minutos en una sartén. Ojo, que se quema con rapidez.

Esta ensalada es fácil de preparar, está llena de vitaminas y minerales, es ligera y además está riquísima. Las propiedades de las algas wakame son muchísimas, así que no tienes excusas para ponerte en acción.

Todo esto lo vamos a preparar escuchando un disco recopilatorio de canciones de las maquetas de Los Vegetales que fue editado por Subterfuge Records en 1996. Mis temas favoritos: Zona negativa, Sol de California, Mi novia es una zombi, Odio el verano, Atraco a las tres, Vampirela y alguno más

Y por seguir con la defensa del pepino, si no te gustan Los Vegetales, también puedes escuchar los grandes éxitos de Pepino di Capri, un napolitano que tenía pensado para otra receta, pero que va al pelo con esta ensalada reivindicativa