Carne Lujuriosa de Berrea (Ternera en salsa de mango)

Ternera en salsa de mango

Ternera en salsa de mango

Soy consciente de que con esta entrada voy a perder la mitad de los seguidores del blog, pero es que, a menudo entro en la cocina con el aliento de Sigmund Freud en la nuca. Además, hoy escribo este post bajo la influencia maligna de mi amigo Fran Peñate, que me ha recordado que ya estamos de berrea. Porque aunque la primavera es más popular, los que lucimos orgullosa cornamenta somos más de otoño, que es cuando andamos más priapistas que el Papa. Por eso, este plato queda bautizado como Carne Lujuriosa de Berrea.

Básicamente consiste en hacer jugar en aceite bien caliente una carne prieta de ternera (No como ciervo por culpa de Walt Disney) a la que arrimamos un poco de cebolleta. Luego Servimos el conjunto sobre una cama de crema espesa de mango y yogurt griego. Sigue leyendo

Salsa cruda de melocotones Tex-Mex

Melocotones Tex-Mex

Melocotones Tex-Mex

Hace unos días me invitaron a una fiesta mexicana en Alicante. Mi aportación a la fiesta fue explicar cómo preparo el ceviche de gambas y esta salsa cruda de melocotón y jengibre que funciona a la perfección con la contundencia de la cocina de México y con la Tex-Mex. Además, por exigencias de las anfitrionas, me disfracé del luchador Mil Máscaras pero reivindicando playa con una camisa floreada. Ataviado de esta manera me vino directamente a la cabeza el paradigma del surf-rock mexicano: Lost Acapulco. Sigue leyendo

Entrañas del chef en salsa de humor negro

pasta roja y tapenade aceitunas

No, amable lector, no se marche. No hay nada de canibalismo en este plato. No se me ocurriría tal cosa. Es un sencillo plato de pasta con un tapenade de aceitunas negras, que se llama así en homenaje a una novela negra. Me explico:

Hace un mes, mi amiga Yanet Acosta publicaba su primera novela, ‘El Chef ha muerto’, y lanzaba, a su gente, el reto de elaborar recetas inspiradas en sus páginas. Devorados todos los capítulos de esa obra negra, urbana y canalla, se me ocurrió este plato digno de Ven Cabreira, el protagonista, si no se alimentara solo de fabada en lata.

En cuanto a lo musical, no me imagino a los personajes de la novela escuchando afilados riff de guitarra, ni complejos discos de jazz u otras rarezas. Por mi parte, las muertes misteriosas siempre me han evocado el sonido del violín. Ara Malikian es uno de mis violinistas favoritos, especialmente por esa actitud de puro rocanrol que tiene sobre el escenario y ante la vida,  pese a que a un virtuoso se le presupone más formalidad.

De su extensa discografía me quedo con ‘Lejos’ porque creo que armoniza con la novela, que lleva a sus personajes a varios países lejanos en busca de pistas sobre la misteriosa muerte del chef más importante del mundo.

Aquí dejo las pistas para resolver el plato:

Las entrañas del chef

  • Espaguetis (rojos) de ajo y guindilla. Yo he usado los spaghetti all’ aglio e peperoncino de la marca Dalla Costa.

La salsa de humor negro (tapenade de aceitunas negras)

  •  150 gramos de aceitunas negras sin hueso. Mis favoritas para esta salsa son de la variedad ‘Cacereña’.
  • Un diente de ajo
  • Dos cucharadas de alcaparras
  • Una cucharada de mostaza
  • 4 o 5 anchoas
  • El zumo de medio limón
  • Un poco de tomillo y romero
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva virgen extra a placer, hasta conseguir la textura deseada

Introducir en un robot de cocina aceitunas, jugo de limón, ajo, alcaparras, mostaza, anchoas (troceadas), tomillo y romero. Procesar a velocidad baja o media. Incorporar poco a poco el aceite de oliva mientras se va haciendo el paté. Detener cuando consiga la textura deseada.

Para preparar la pasta, calentar abundante agua con sal y cuando empiece a hervir, cocer la pasta hasta que esté al dente. Con la que yo he utilizado, unos 10 minutos.

Servir la pasta en un plato mezclando con un poco de tapenade y a disfrutar pensando que son las tripas y vísceras de un chef mediático insoportable.

El tapenade que sobre puedes disfrutarlo con pan tostado, ensaladas de tomate, con cebolla y melva, aguacate, mozzarella, o con lo que dicte tu imaginación.

Ara Malikian - Lejos - En Spotify

Ara Malikian - Lejos

En cuanto a ‘Lejos’, el disco de Ara Malikian que he estado degustando mientras preparaba esta gastro-canallada, es una maravilla instrumental completa.

Si debo elegir una canción, me quedo con Carne Cruda, por tener un título con connotaciones gastronómicas y a cadáver animal. También disfruto mucho con los tangos Viejos Aires y Tango en silencio, donde Malikian logra sacar de su violín la melancolía de los bandoneones argentinos.

Y los tres primeros temas son fabulosos: Creo, Mil Tristezas y Brasil Sacrificado.

Salud y rocanrol

Pesto de cilantro y pistachos con escupitajo de Patti Smith

Llevo años preparando este pesto de cilantro y pistachos. Siempre cosecha éxitos. Es una combinación cruda, fresca, ácida, vibrante y picante. Esas cualidades me llevan directamente a maridarlo con el disco de debut de Patti Smith: ‘Horses’ (1975).

El pesto de cilantro y pistachos es muy versátil. Funciona a la perfección con pastas, arroz aromático, pescados (blancos especialmente), pollo y ensaladas de tomate o aguacate. Aunque no he hecho el experimento, creo que también puede armonizar con un buen trozo de ternera a la plancha.

Ahí van los ingredientes para un cuenco generoso (Unas 4 personas):

  • Un buen manojo de cilantro fresco
  • Un manojo pequeño de perejil fresco
  • 1 guindilla  roja fresca. (Se puede sustituir por Sambal Oelek o tabasco)
  • 1 diente de ajo
  • De 1/3 a ½ taza de pistachos sin cáscara (Prefiero los de Irán a los de California)
  • Queso Grana Padano rallado. Idéntica cantidad que de pistachos (También muy bueno con Parmesano)
  • Un chorro generoso de aceite de oliva (Al gusto. Yo echo bastante)
  • El jugo de dos limas (Se puede sustituir por el de un limón, pero mejor limas)
  • Sal y pimienta negra molida

Pelar los pistachos. Llegados a este momento, hacer sonar el ‘Horses’ de Patti Smith, y machacar los pistachos en el mortero coincidiendo con la arrolladora versión del Gloria de los Them de Van Morrison con la que arranca este discazo. También se puede hacer en robot de cocina, pero el maridaje musical pierde toda la gracia.

Picar y mezclar las hierbas con el ajo, añadir la guindilla cortada fina, sin semillas. Juntar esta pasta con los pistachos triturados y una vez que estén en el cuenco en el que se vayan a servir, añadir el queso, el aceite de oliva (un buen virgen extra, no me seas tacaño) y zumo de lima recién exprimido. Mezclar, salpimentar, probar y alcanzar el orgasmo. Reservar en la nevera hasta que toque.

Aguanta una semana bien tapado y en la nevera, aunque conviene ‘rehidratar’ con un poco de aceite de oliva cada vez que se vaya a utilizar.

Aquí dejo el enlace en Spotify al ‘Horses’, ese gran disco inmortal e inclasificable, pura explosión de rock & roll, rezumando actitud punk y poesía. En la versión CD va un bonus track, una versión del My Generation, que es todo un escupitajo en la cara de The Who. Mis favoritas son Free Money y Redondo Beach, además de las versiones mencionadas que abren y cierran el disco.

Recomendado para cenas con gente de nuestra cuerda. Obligatorio prolongar con una noche de sexo, en pareja o en grupo. Siempre funciona. Al comenzar los preliminares mejor acompañar con un disco de algún crooner de moda. Deja el rocanrol para el desayuno.

Salud y rocanrol