Pasta negra con las ‘peores’ cosas que pasan en el mar

 

La propuesta de hoy es un plato de desamor. Por eso acompañamos unos espaguetis negros con algunas de las peores y más asquerosas delicias que encontramos en los océanos. La cultura popular dice que las gambas son las cucarachas del mar; las almejas y otros moluscos bivalvos producen rechazo radical a muchos comensales; y las algas fueron consideradas durante mucho tiempo como “plantas inferiores” por los biólogos. Bichos que producen reacciones de amor/odio.

Con este argumento me pongo a huevo el disco de hoy. Se trata de ‘Peores cosas pasan en el mar’ de The Secret Society. Una buena colección de canciones de desamor y abandono que vienen de lujo para celebrar esa idiotez de San Valentín. Sigue leyendo

Entrañas del chef en salsa de humor negro

pasta roja y tapenade aceitunas

No, amable lector, no se marche. No hay nada de canibalismo en este plato. No se me ocurriría tal cosa. Es un sencillo plato de pasta con un tapenade de aceitunas negras, que se llama así en homenaje a una novela negra. Me explico:

Hace un mes, mi amiga Yanet Acosta publicaba su primera novela, ‘El Chef ha muerto’, y lanzaba, a su gente, el reto de elaborar recetas inspiradas en sus páginas. Devorados todos los capítulos de esa obra negra, urbana y canalla, se me ocurrió este plato digno de Ven Cabreira, el protagonista, si no se alimentara solo de fabada en lata.

En cuanto a lo musical, no me imagino a los personajes de la novela escuchando afilados riff de guitarra, ni complejos discos de jazz u otras rarezas. Por mi parte, las muertes misteriosas siempre me han evocado el sonido del violín. Ara Malikian es uno de mis violinistas favoritos, especialmente por esa actitud de puro rocanrol que tiene sobre el escenario y ante la vida,  pese a que a un virtuoso se le presupone más formalidad.

De su extensa discografía me quedo con ‘Lejos’ porque creo que armoniza con la novela, que lleva a sus personajes a varios países lejanos en busca de pistas sobre la misteriosa muerte del chef más importante del mundo.

Aquí dejo las pistas para resolver el plato:

Las entrañas del chef

  • Espaguetis (rojos) de ajo y guindilla. Yo he usado los spaghetti all’ aglio e peperoncino de la marca Dalla Costa.

La salsa de humor negro (tapenade de aceitunas negras)

  •  150 gramos de aceitunas negras sin hueso. Mis favoritas para esta salsa son de la variedad ‘Cacereña’.
  • Un diente de ajo
  • Dos cucharadas de alcaparras
  • Una cucharada de mostaza
  • 4 o 5 anchoas
  • El zumo de medio limón
  • Un poco de tomillo y romero
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva virgen extra a placer, hasta conseguir la textura deseada

Introducir en un robot de cocina aceitunas, jugo de limón, ajo, alcaparras, mostaza, anchoas (troceadas), tomillo y romero. Procesar a velocidad baja o media. Incorporar poco a poco el aceite de oliva mientras se va haciendo el paté. Detener cuando consiga la textura deseada.

Para preparar la pasta, calentar abundante agua con sal y cuando empiece a hervir, cocer la pasta hasta que esté al dente. Con la que yo he utilizado, unos 10 minutos.

Servir la pasta en un plato mezclando con un poco de tapenade y a disfrutar pensando que son las tripas y vísceras de un chef mediático insoportable.

El tapenade que sobre puedes disfrutarlo con pan tostado, ensaladas de tomate, con cebolla y melva, aguacate, mozzarella, o con lo que dicte tu imaginación.

Ara Malikian - Lejos - En Spotify

Ara Malikian - Lejos

En cuanto a ‘Lejos’, el disco de Ara Malikian que he estado degustando mientras preparaba esta gastro-canallada, es una maravilla instrumental completa.

Si debo elegir una canción, me quedo con Carne Cruda, por tener un título con connotaciones gastronómicas y a cadáver animal. También disfruto mucho con los tangos Viejos Aires y Tango en silencio, donde Malikian logra sacar de su violín la melancolía de los bandoneones argentinos.

Y los tres primeros temas son fabulosos: Creo, Mil Tristezas y Brasil Sacrificado.

Salud y rocanrol

Conejo a la ischitana (con melancolía filosoviética)

Conejo a la Ischitana

Conejo a la Ischitana

Mi amiga Linda es de Ischia, una bonita isla de origen volcánico frente a la costa de Nápoles. Uno de los platos típicos de la zona es el conejo a la ischitana, que tiene toda una liturgia familiar, en la que la posición jerárquica de cada miembro da preferencia en la selección de la parte del conejo que acaba en cada plato. La parte preferida (y luchada) de las mesas de Ischia es la cabeza, pero a mi se me resbaló ‘accidentalmente’ al cubo de basura antes de marinar el resto del conejo.

En cambio, los testículos son un manjar, una delicia… y masticarlos es tan punk… Por eso vamos a preparar este plato escuchando una de las bandas más representativas del rock italiano: CCCP Fedeli alla linea, puro ‘punk filosoviético’.

Tanto CCCP como el conejo a la Ischitana son descubrimientos que hice, entre cervezas y vinos, en casa de Linda y Paco, rocanrolero de origen andaluz pero napolitano en actitud y formas.

Como todas las recetas de tradición familiar, hay cientos de versiones. La que propongo aquí está bastante extendida, pero yo le doy mi toque personal utilizando en el adobo vinos de Jerez: finos o manzanillas, normalmente.

Ponte el mandil y deja de pensar en los pobres testículos del conejo:

  •  Un conejo de un kilo o un poco más
  • 300 gr. de champiñones
  • 200 gr. de panceta cortada en tiras
  • 2 o 3 dientes de ajo
  • ½ kilo de tomates maduros pelados
  • Aceite de oliva

Adobo:

El conejo en su adobo

El conejo en su adobo

  • 75 ml. de fino de Jerez (vale cualquier vino blanco, pero uno barre para casa)
  • Salvia fresca
  • 1 rama de romero fresco
  • 1 cebolla pequeña y picada finamente
  • 100 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 1 guindilla
  • Sal
  • Pimienta

Cortar el conejo en trozos grandes. Colocarlo en una ensaladera con la cebolla, la salvia, el romero, la sal, la pimienta y la guindilla.  Después añadir el aceite y el vino. Se deja en adobo unos 15 o 30 minutos sin tapar. Mejor a temperatura ambiente, porque el frío de la nevera tiende a endurecer la carne de conejo.

Picar los champiñones, la panceta y los tomates. Calentar un poco de aceite en una cazuela. Saltear las tiras de panceta y los ajos enteros hasta que coja color. Retirar loa ajos e incorporar los champiñones. A fuego vivo calentar durante unos cinco minutos removiendo de vez en cuando. Añadir el conejo y el adobo (sin la salvia). Tras unos minutos incorporar el tomate y los ajos. Dejar a fuego fuerte sin tapar hasta que se evapore gran parte del líquido. Por último, bajar a fuego lento y dejar unos 30 minutos más. Devorar el conejo con las manos, usando un babero que mancharemos lo máximo posible.

CCCP - Affinità – Divergente (1986)

En cuanto a la música, mientras preparas el adobo y la posterior espera te recomiendo que escuches el primer disco de estudio de CCCP, Affinità – Divergente (1986) que como buen debut es crudo, fresco y contundente. Una vez enciendas los fogones recréate con  Epica Etica Etnica Pathos (1990), posiblemente mi disco favorito de CCCP. Es una grabación rara, compleja, con un ambiente lleno de ecos y los músicos tocando en directo. Pretensiones épicas, melancolía y reminiscencias soviéticas que supusieron el zénit de CCCP.

Salud y rocanrol