Ensalada republicana para una abdicación

Ensalada Republicana1

Muchos meses han pasado desde mi última receta. Falta de tiempo para atender el blog, falta de tiempo para meterme en la cocina, algo de aislamiento socio-geográfico que invita a no cocinar, un poco de entropía existencialista… en fin, la puta vida.

Pero hoy ha sucedido algo que me ha inspirado. Estando en el trabajo se entera uno de la abdicación de nuestro ridículo monarca. Acto seguido mi moribundo corazón republicano ha cobrado vida. He llegado a casa, he abierto la nevera y solo veía cosas moradas, amarillas y rojas. Todo eran remolachas, lombardas, tomates, pimientos de todos los colores, maiz… hasta la lechuga la veía roja (daltonismo selectivo)

Como eran casi las cuatro de la tarde y había hambre, he recurrido a algo fácil, una ensalada. Quería una receta con ingredientes humildes, de la clase obrera. Además de rápida y barata, la ensalada ha salido rica.

La partitura (para one man band):

  • Una cebolla morada
  • un pimiento amarillo pequeño
  • Un pimiento rojo pequeño (o un tomate)
  • Un bote de judiones cocidos
  • Unos tacos de jamón serrano (o unos trozos de beicon pasados por la plancha)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • unas gotas de limón
  • pimienta y sal

Ensalada Republicana 2Picar la cebolla y los pimientos. Disponer por colores en una fuente imitando la bandera republicana (rojo, amarillo y morado). Es el momento de hacer una foto para provocar monárquicos en las redes sociales. Mientras, enjuagar bajo el grifo los judiones cocidos. Mezclar todos los ingredientes en una ensaladera, aderezar con sal, pimienta, limón y aceite de oliva virgen extra y servir.

Se puede enriquecerse con perejil recién picado, tomate de ensalada y cualquier otras cosa que se te ocurra. Si no te gusta la cebolla cruda, macérala entre 30 minutos y dos horas en el jugo de un limón.

En cuanto a la música, desde que me he enterado de la abdicación, no podía sacarme de la cabeza ese estribillo a ritmo de los Beach Boys que dice “10.000 republicanos van a practicar el medievo con tu ano”. Así, que en lugar de un disco completo, me he puesto en bucle ‘Sucedió en Beckelar’, de Mamá Ladilla. Un melocotonazo descojonante:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s